Select Your Style

Choose your layout

Color scheme

LA ARTRITIS PSORIÁSICA

Los médicos no están seguros sobre la causa exacta de la artritis psoriásica.

Ciertamente la genética juega un papel así como otros factores que afectan la función del sistema inmunológico.

La gente que sufre psoriasis (de leve a grave) puede desarrollar esta forma de artritis.

La artritis psoriásica puede verse empeorada por muchos factores, entre ellos el estrés y otros problemas de salud.

artritis psoriásica

 

Síntomas

  • Fatiga generalizada
  • Sensibilidad, dolor e hinchazón donde los tendones y ligamentos se conectan con el hueso
  • Dedos de las manos y de los pies hinchados (también conocido como dactilitis o dedos de salchicha)
  • Rigidez, dolor, hinchazón y sensibilidad en una o más articulaciones
  • Rango de movimiento reducido en algunas articulaciones
  • Rigidez y cansancio matinales
  • Cambios en las uñas: por ejemplo, una uña que se separa de la base de la uña o se ve con depresiones y simula infecciones por hongos
  • Enrojecimiento y dolor de los tejidos que rodean los ojos, como conjuntivitis
  • Inflamación donde el tendón se inserta en el hueso (también llamada entesitis)

 

¿Cómo se diagnostica?

Actualmente, no hay una prueba específica para la artritis psoriásica. El diagnóstico se basa principalmente en los síntomas, la inspección, las radiografías y la eliminación de otros tipos de artritis. Si usted tiene psoriasis y experimenta un dolor persistente en las articulaciones, es posible que usted tenga artritis psoriásica y debe verlo un reumatólogo. Estos médicos se especializan en la artritis y pueden proporcionar una evaluación más a fondo o un diagnóstico.

 

En el diagnóstico de la artritis psoriásica, su médico puede:

  • Revisar su historial médico. Dado que la artritis psoriásica está relacionada con la psoriasis, es importante hablarle a su médico sobre su historial de psoriasis y cualquier sospecha que usted pueda tener de que sus síntomas estén relacionados con la artritis psoriásica. Se cree que la psoriasis y la artritis psoriásica son genéticas, de modo que usted debe decirle a su médico de cualquier miembro de su familia que padezca psoriasis o artritis psoriásica.
  • Examinar su piel, uñas y articulaciones
  • Realizar pruebas de sangre para descartar otras enfermedades
  • Tomar radiografías y posiblemente resonancias magnéticas (MRI) de sus articulaciones

 

Tipos de Artrítis Psoriásica

  • Simétrica Afecta a varios pares simétricos de articulaciones (ocurre en las mismas articulaciones a ambos lados del cuerpo).
  • Oligoarticular Afecta a pocas articulaciones en forma asimétrica y generalmente es más leve.
  • Distal interfalángica predominante (DIP) Afecta principalmente las articulaciones distales de los dedos de los pies y las manos (las articulaciones más cercanas a la uña).
  • EspondilitisAfecta predominantemente la columna vertebral desde el cuello hasta la parte inferior de la espalda
  • Artritis mutilans Afecta las articulaciones pequeñas de las manos y los pies, aunque puede aparecer en otras articulaciones. Esta forma de artritis es rara, grave y destructiva.

Como ocurre con la psoriasis, la artritis psoriásica varía de persona a persona. La artritis psoriásica se puede desarrollar lentamente con síntomas leves, o puede desarrollarse rápidamente y ser grave, el especialista en estos casos es un REUMATOLOGO.

Caspa, picores… ¿puede ser psoriasis?

Desde hace algún tiempo tienes mucha comezón todo el día rascas mecánicamente la cabeza… Inmediamente de haber acabado de rascarte empiezas a desempolvar ( POLVITO BLANCO) que ya vuelves a tener el cuello lleno de partículas blancas. ¡Cuidado! Podría tratarse de psoriasis. Puede ser psoriasis esta afección del cuero cabelludo que a menudo es pasada por alto.

 

caspa-picores-puede-ser-psoriasis

La psoriasis afecta a un 2% a 3% de la población de Mexico, es decir, más de 600.000 personas padecen esta enfermedad. Cara, pecho, articulaciones… las lesiones no dejan indemne ninguna zona corporal.

 

¿Cómo reconocerla?

Como en el resto del cuerpo, la afección del cuero cabelludo se caracteriza por placas rojizas coronadas por espesas escamas blanquecinas. Estas lesiones desencadenan picores, descamaciones y a veces incluso heridas con sangre.

Contrariamente a la descamación natural, la de las placas de psoriasis se acompaña de la formación de grandes caspas o “copos”.

En general, las placas son gruesas y pueden formar un verdadero caparazón sobre el cuero cabelludo, pudiéndose extender en algunas ocasiones hacia la frente, detrás de las orejas y la nuca.

La psoriasis del cuero cabelludo puede confundirse con una dermatitis seborreica, puesto que esta afección puede desencadenar los mismos signos. Por tanto, es importante que el diagnóstico lo establezca vuestro médico, por ejemplo tras constatar la presencia de una placa de psoriasis en la piel.

 

Las consecuencias en la vida diaria

Como en el caso de la psoriasis cutánea, la afección del cuero cabelludo resulta molesta. No sólo las grandes películas se acaban depositando en nuestra ropa, sino que los picores son constantes. No os rasquéis bajo ningún concepto, pues las placas podrían sangrar, infectarse u os podríais arrancar los cabellos… Cuando la psoriasis afecta a la cara, resulta difícil de camuflar. Por consiguiente, la repercusión psicológica es importante y se sobreañade a las molestias físicas. Las placas se convierten en una fuente de estrés, que por sí misma constituye un factor que favorece la aparición de nuevas placas, y resulta difícil salir de este círculo vicioso.

 

Un tratamiento global

Vuestro médico, una vez establecido el diagnóstico, debe aplicarse para identificar los factores desencadenantes o agravantes de los accesos, así como sus consecuencias en vuestra vida: por ejemplo, un estrés profesional o familiar que subestimáis o reprimís puede ser el origen del aumento de vuestros picores. Su objetivo debe ser mejorar vuestra calidad de vida y ayudaros a convivir con esta enfermedad minimizando al máximo sus efectos.

La psoriasis es una enfermedad crónica, por lo que los desánimos serán considerables. Vuestro médico sabrá ofreceros explicaciones claras, consejos acertados y un tratamiento, local y/o general, adaptado a vuestro caso.

 

Los tratamientos locales

Los derivados de la vitamina D, prescritos en forma de loción, frenan la multiplicación de los queratinocitos (células responsables de la formación de las placas). Este tratamiento, ampliamente utilizado, resulta eficaz en un 30-40% de los casos. Puede combinarse con una loción a base de cortisona en un primer momento, para actuar más rápidamente en la inflamación. También existen ungüentos, cremas y champús a base de alquitrán de hulla. Por último, cabe mencionar que la fototerapia, clásicamente utilizada para reducir las placas cutáneas, resulta ineficaz en el caso del cuero cabelludo.

 

Los tratamientos generales

Estos tratamientos locales pueden combinarse, en casos de psoriasis extendida e invalidante, con un tratamiento sistémico generalizado. Los efectos secundarios son numerosos y el médico deberá daros indicaciones precisas, que deben seguirse estrictamente. El tratamiento de referencia, por su acción antiinflamatoria, inmunoestimulante y su posible asociación con todos los tratamientos locales, es el metotrexato. Su eficacia no debe ocultar su toxicidad, por lo que conviene vigilar regularmente sus efectos en la sangre (NRS) y en el hígado (equilibrio hepático). También pueden utilizarse los retinoides o la ciclosporina.

Si la psoriasis es tan importante, para ti hasta el punto de no ser tu mismo, no dudéis en pedir consejo al con un psicoterapia de corta duración puede seguir tu vida aceptarse y seguir avazando en tu vida diria el rumbo, aceptaros y avanzar.

erythrodermic-psoriasis

Psoriasis Eritrodérmica

El enrojecimiento de la piel es muy intenso y cubre un área grande. Incluyendo cara, manos, pies, uñas, tronco y extremidades. Los pacientes eritrodérmicos suelen tener afectación sistémica con fiebre, escalofríos, mal estado general y afectación nutricional con hipoalbuminemia, ferropenia y desarrollo de edemas.

psoriasis en gotas

Psoriasis en Gotas (guttata)

Aparecen pequeñas manchas rojas-rosadas en la piel. Consiste en la aparición de múltiples lesiones cubiertas de escama. Aproximadamente entre 0.5-1.5 cm.

psoriasis invertida

Psoriasis Inversa o Invertida

El enrojecimiento e irritación de la piel ocurre en los pliegues; las axilas, la ingle, cuello y anal.

placas

Psoriasis en Placa o Vulgar

Parches de piel rojos y gruesos son cubiertos por escamas plateadas y blancas. Éste es el tipo más común de psoriasis. Afecta principalmente codos, rodillas, cuero cabelludo, ombligo.

Eczema on a hand

Psoriasis Palmoplantar

Se manifiesta en placas bien delimitadas y escamas o callosidades amarillentas.

psoriasis en uñas

Psoriasis en Uñas (ungueal)

Es frecuente en los pacientes afectos de psoriasis y suelen verse en más del 25-30% de los enfermos.

psoriasis mucosa

Psoriasis de Mucosas

Es poco frecuente. Puede observarse la afectación de la mucosa del glande en forma de placas, sin observarse la presencia de escamas. La afectación de la mucosa oral es más infrecuente y también se caracteriza por el desarrollo de placas en el dorso de lengua.

psiriasis postulosa

Psoriasis Postulosa

Es menos frecuente, se puede observar la presencia de múltiples pústulas de 2-5 mm de tamaño sobre una base eritematosa. Las lesiones de psoriasis pustulosa puede desarrollarse en lesiones previas, sobre todo cuando afecta a palmas y plantas.

To Top